Bundt cake de nata

A veces los amigos te animan a realizar preparaciones diferentes de lo que siempre haces, si además Ana te deja un molde para hacerlo, y como muestra te prepara uno de chocolate, pues no queda más remedio que probar la preparación y lógicamente, repetirlo más veces para que quede a la altura de los que ella hace.  

La prueba ha resultado, pero está claro que en un futuro tenemos que mejorarla. El gusto delicioso.  Así que para animar a todos a realizar cosas diferentes, os presento esta receta que merece la pena probarla.

Gracias Ana por este empujoncito!!

Ingredientes:

200 grs. de harina
200 ml. de nata para bizcochos
200 grs. de mantequilla
150 grs. de azúcar
3 huevos
La ralladura de medio limón
16 grs. de levadura química.
1/4 de cucharadita de sal.

Empezamos poniendo en marcha el horno para que se vaya calentando a una temperatura de 180º C.  Con un spray se rocía el interior de molde de forma que llegue a todos los rincones.  Y mientras preparamos la masa, lo colocamos boca abajo, para que no queden acumulaciones en algunos rincones.

Tamizamos la harina, con la levadura y la sal y lo reservamos.

En un recipiente batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir que se mezclen bien los ingredientes y que la apariencia de la mantequilla haya blanqueado.  Esta mezcla tiene un tiempo de aprox. 2 minutos.

Empezamos a añadir los huevos uno a uno, hasta que no está bien mezclado no añadimos el siguiente.  Es el momento de añadir la nata y la ralladura de limón, seguimos batiendo unos minutos.

Poco a poco vamos añadiendo la harina cucharada a cucharada, hasta que todo esté bien mezclado.

Ya estamos a punto de colocarlo en el molde.   Vertemos la masa y cuando está toda la mezcla nos ayudamos con una espátula para que quede todo planito.

Damos unos golpes, para ayudar a que todo se asiente y salgan si hay burbujas de aire.

Colocamos el bizcocho al horno durante unos 35 ó 40 minutos, importante ir vigilando el color y pinchando en el centro con una aguja, para ver que por dentro está también cocido.

Cuando sale del horno, lo dejamos que repose sobre una rejilla durante 10 minutos dentro del molde.   Pasado este tiempo podemos con cuidado voltearlo y lo dejamos encima de la rejilla para que se enfríe totalmente.

Cuando esta frio, el momento de simplemente espolvorear con azúcar glass.

Si apetece también se puede glasear.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s