Canelones de carrillera de cerdo ibérico

Esta semana pensamos que tocaba volver a comer canalones, pero para que no fueran similares a los que preparamos para Sant Esteve, se nos ocurrió que tras hacer realizado un plato de carrilleras guisadas, podía ser una alternativa que nos iba a gustar así que manos a la obra.

Ingredientes

8 carrilleras de cerdo ibérico limpias
1 cebolla
2 manzanas
1/2 vaso de vino de Porto
Caldo
Aceite, sal y pimienta
Pasta de canelones (preparamos 18)
Bechamel
2 cucharaditas de trufa triturada con aceite
Queso para gratinar.

Empezamos preparando en una olla (olla rápida) colocando el aceite.   Cortamos la cebolla en juliana y a fuego lento la vamos sofriendo.  Mientras cortamos las carrilleras en trozos no demasiado pequeños.
Añadimos las carrilleras a la olla, y vamos a fuego un poco más fuerte sofriendo, hasta que estén doradas.

Por otro lado, preparamos las manzanas, las quitamos la piel y hacemos trozos. Las añadimos a la cacerola y tras dar a todo un par de vueltas, añadimos el vino.

Dejamos que se evapore el alcohol y tras ello, añadimos caldo hasta que justo cubra los ingredientes.

Tapé la olla, y cuando en cuento el nivel de la tapa subió, baje el fuego al mínimo y estuvo hirviendo durante 10 minutos.

Para el fuego, deje que vaya saliendo el vapor, y tras destaparlo lo  deje hervir 5 minutos destapado para que cogiera cuerpo. (Cuando cocemos en la olla rápida, la salsa no queda cremosa, queda liquido, por tanto hemos de hacer que coja consistencia.)

Separo, la carne con la manzana y la pico en el robot. A la masa le añado un poco de bechamel para que esté más gustosa.  Este sería el relleno de la pasta.

La pasta de canelones o bien la hierves siguiendo las instrucciones de la caja o si es de la de poner en remojo, también sigue las instrucciones.

Cuando está lista, la depositamos en un paño de cocina de algodón para que absorba el liquido y ya podremos ir rellenando los canelones.

Los colocamos en una fuente que pueda ir al horno y los reservamos.

Empezamos a preparar la bechamel, aproximadamente hicimos 3/4 de litro, ligeramente espesa. Antes de separarla del fuego le añadimos la trufa, removemos bien para que se mezcle y ya la tenemos lista.

Sólo nos queda napar los canelones, a nosotros nos gusta que queden bien cubiertos de bechamel! Le añadimos el queso y los ponemos al horno a gratinar hasta que quede al gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s