Tarta Helada

el

Hace tiempo leía en una revista una entrevista a Paco Roncero y comentaba “Los platos cuentan historias” y “… detrás de cada plato existe siempre algo: un cuento, una historia, un porqué..”

Realmente son palabras que suscribo totalmente, este es el caso de nuestra tarta de hoy.

A nuestro Peris, bisabuelo ya, uno de sus postres preferidos son los helados, es goloso y aunque con buena voluntad se come todo lo que preparo tenía la sensación que nos faltaba hacerle un postre especialmente dedicado a él.

Aprovechando que en la familia tenemos 3 Antoni, fue la disculpa para prepararle una tarta para él.  Es una tarta con un piso de helado de biscuit y el superior de nata con nueces caramelizadas.

tarta-helada

Ingredientes:

Para el helado de biscuit:

4 yemas de huevo

400 ml de leche semidesnatada

400 ml. de nata líquida para montar (más del 30% de materia grasa)

100 grs. de azucar en polvo

2 bolsitas de azúcar de vainilla.

 

Para el helado de nata con nueces:

60 grs. de nueces picadas

azúcar para hacer caramelo

300 ml de nata para montar

300 ml. de leche semidesnatada

80 grs. de azúcar en polvo

Para decorar 200 grs. de nata montada

1 hoja de gelatina

y unas nueces caramelizadas.

 

Empezamos batiendo las yemas con el azúcar en polvo y el azúcar avainillado,  hemos de conseguir que el color quede más pálido. En este punto añadimos la leche fría.

Montamos la nata y la vamos añadiendo a la masa poco a poco para conseguir que quede todo  bien mezclado.   En este punto he volcado la masa en la heladera y ha estado funcionando durante aproximadamente 40 minutos.

Llegado a éste punto lo he volcado en el molde  Lékué  y lo he colocado en el congelador.

Tras aproximadamente cuatro horas he empezado a preparar el helado de nata con nueces.

Primero he caramelizado las nueces, y tras enfriarlas las he picado para que se puedan encontrar trocitos pero no demasiado grandes.

He montado la nata y he añadido el azúcar al momento de montarla, he añadido la leche y cuando ya estaba bien integrado, lo he puesto en la heladera en ese momento he añadido las nueces para que al dar vueltas en la heladera quedara bien repartidas.

Tras los 40 minutos de rigor, lo he añadido al molde que estaba en el congelador.  Lo he dejado toda la noche.

Por la mañana he preparado las nueces  y la nata a la que he añadido una hoja de gelatina. (he separado una pequeña cantidad de nata, lo he calentado ligeramente y tras hidratar la hoja la he deshecho añadiéndola al resto de la nata) la mezcla la he colocado en el sifón y  dos horas más tarde he completado la decoración.

Lógicamente, puedes prepararla de otros gustos y decorarla con trufa o frutas, en nuestro caso no utilizamos el chocolate por que a una persona no le gusta.

El resultado increíble, volveremos a realizar, pero la próxima vez con nuevos gustos.

Os animais?

tarta-helada-nata-nueces-y-biscuit

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Nieves Moya dice:

    Mª Victoria, me encanta te sale de narices, pero no voy a hacer la receta, prefiero que me invites.

    Le gusta a 1 persona

    1. cuinaperis dice:

      Sabes que solo es necesario que me digas cuando!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s