Cheescake de queso y nueces

Empezamos julio con un reto que nos apetecía mucho, colaborar y participar en el Nuez Lover del Año.  Nos encantan las nueces, como podéis ver en algunas de nuestras recetas, pero esta vez, poder hacerlo en el mes de la nueces tenía un valor añadido.

Hemos preparado un entrante o aperitivo, que al poder hacerlo con antelación y comerlo frío, nos puede solucionar alguna cena de este verano con amigos.

mini-cheescake-gongonzola-y-nueces

 

Ingredientes:

100 grs. de galletas saladas

50  + 50 grs. de nueces tostadas

75 grs. de mantequilla

2 huevos

50 grs. de queso Parmesano

250 grs. de queso en Crema

200 grs. de Requesón

200 grs. de Gorgonzola

Mermelada de Pimiento asado.

 

Empezamos preparando la base, las galletas saladas, las trituramos junto con las nueces tostadas.  Cuando lo tenemos triturado añadimos la mantequilla que habremos deshecho con ayuda del microondas, lo mezclamos bien que quede todo humedecido.

En el molde que queremos hacer estos cheescakes los colocamos un poco de mantequilla, y un poco de pan rallado, para que luego nos ayude a sacarlos.

Con la masa que tenemos de galletas, nueces y mantequilla, vamos poniendo una base en los moldes y lo aplanamos, y mientras hacemos toda la crema de queso, lo colocamos en la nevera para endurecerlo.

En el bol del robot (lo he mezclado con la pala), mezclamos los huevos con el parmesano, y vamos añadiendo la crema de queso, el requeson y el Gongonzola y los otros 50 grs. de nueces también tostadas  y trituradas.

Cuando todo está bien integrado, sacamos los moldes de la nevera y repartimos la masa en cada uno.  Con esta cantidad nos saldrán unos 12.

Ponemos el horno a 180º  y cuando está la temperatura los colocamos al horno, durante unos 25 a 30 minutos.  Depende del tamaño del molde.  Importante como siempre cada 10 a 15 minutos, revisar el horno, para controlar como va cociendo.  Si coge mucho color los podemos tapar para que no queden quemados.

Pasado este tiempo, los sacamos del horno, dejamos que se vayan enfriando, luego los sacamos y lo ideal es colocarlos a la nevera durante aproximadamente 3 horas como mínimo.

 

mini-cheescake-gongonzola-y-nueces-presentacion

Ya sólo nos falta presentarlo en el plato, en este caso hemos pensado acompañarlo con una mermelada de pimiento asado, pero seguro que podemos encontrar gustos diferentes que nos ayuden a acabar el plato y que nuestros convidados disfruten de lo que les hemos preparado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s