Coulant

Cada una de las sesiones de talleres que hacemos con Juan Francisco Oliva, sales de las mismas, deseando llegar a casa y poner en marcha lo que ha compartido con nosotros.  Lo hace fácil, ameno y sobre todo crea adicción a sus postres.

Esta vez ha sido un coulant,  increíble lo delicioso que está, os presentamos el resultado y esperamos que os sirva para animaros a preparar este postre.

Ingredientes:

Para el Núcleo

200 grs. de leche

22 grs. de yema (aprox. 2 yemas)

80 grs. de chocolate negro

Bizcocho

6 huevos

180 grs, de azúcar

200 grs. de chocolate

200 grs. de mantequilla

90 grs. de harina

Este postre requiere un poco de planificación y trabajo previo, ya que como veréis se debe realizar como mínimo de un día para otro.

Para preparar el núcleo, ponemos la leche en un cazo y cuando rompe a hervir, la añadimos a las yemas mezclando bien evitando que se hagan grumos. Añadimos una pequeña parte de esta mezcla sobre el chocolate para deshacerlo y acabamos añadiendo todo, mezclándolo bien.

Esta mezcla la colocamos en un molde de silicona con pequeños espacios para hacer como unas pastillas de aprox. una altura de medio a 1 centímetro. 

Cuando este frío, lo colocamos en el congelador para que se congele perfectamente.  Hasta el momento de utilizarlo.

Vamos con el bizcocho de chocolate:

Ponemos la 1/2 de los huevos mas el azúcar en el robot con las varillas, para que se vayan blanqueando al tiempo que se esponjan.  Vamos añadiendo los huevos restantes de uno en uno.  

Deshacemos el chocolate en el microondas o al baño maría, hacia la mitad añadimos la mantequilla.  Lo mezclamos todo bien hasta que se integre perfectamente.

Las yemas y  el azúcar las vamos mezclando con el chocolate de forma suave hasta que quede bien homogéneo.  Añadir la harina poco a poco.  Cuando está mezclado, sólo nos falta colocarlo en el molde que irá al horno.

Coger un molde de coulant, añadir la masa hasta la mitad, depositar el núcleo en el centro y acabar de rellenarlo.  

Deberá estar 11 minutos en el horno con una temperatura de 185º a 190º.

Sin sacarlos del molde, los dejamos enfriar y podemos congelarlos.

En el momento de servirlos, los sacamos unos 20 minutos antes del congelador, les damos un golpe de 20 seg. en el microondas y emplatamos.  Nosotros le hemos acompañado de helado de vainilla, un poco clásico pero delicioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s