Raviolis con cebolla caramelizada y provolone

el

En casa creo que ya habéis notado que la cocina italiana nos tiene el corazón robado, siempre ha sido una de nuestras preferidas y desde que Sarah se unió a nuestra familia aún tenemos mas ganas de probar diferentes formas y preparaciones.

Hemos empezado haciendo espaguettis, tagliatelles y en alguna ocasión hemos probado los rellenos, en esta ocasión preparamos una raviolis redondos que a la familia le encantó.

Ingredientes:

Para la pasta:

350 grs. de harina de fuerza

50 grs. de semolina

4 huevos

50 ml. de aceite de oliva

sal.

Para el relleno:

250 grs. de queso provolone

200 grs. de cebolla caramelizada

Empezamos preparando la pasta por que tenemos que dejarla reposar.

Colocamos en el robot la harina y la semolina, los huevos y la sal, amasamos para que se mezcle de forma uniforme, añadimos el aceite y cuando está bien integrado, lo ponemos en papel film y lo ponemos en la nevera, mínimo 1 hora, si son 2 perfecto.  Cuando lo saquemos veremos que el tacto ha cambiado totalmente.

Mientras la tenemos reposando, podemos preparar el relleno. La cebolla, podemos caramelizarla nosotros o bien comprar una buena conserva que nos de garantía de equilibrio de gusto.

Si la preparamos en casa hemos de contar que debemos preparar el corte de la cebolla en juliana y que la pondremos en la sarten con un poco de aceite a fuego muy bajo y añadir el azúcar.

Mientras en la picadora colocamos el provolone a trocitos y lo picamos. Cuando tengamos la cebolla lo mezclamos todo en un bol para que quede como una pasta que nos servirá para rellenar la pasta.

Tras el reposo de la masa, la estiramos a mano o con máquina y procedemos a cortarla, nosotros con un cortapastas optamos por la forma redonda.

En cada círculo colocamos la pasta del relleno, pintamos ligeramente la orilla con huevo y depositamos otro circulo encima, los fuimos cerrando apretando los extremos.

Sólo nos queda hervirlo y servirlo. En nuestro caso no quisimos hacer ninguna salsa para evitar que escondiera el gusto del relleno, simplemente queso parmesano rallado por encima y a degustarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s